ARTE BAJO CERO  17.06.23, 09.45
Inicio | Contacto | Registrarse | Entrada
Buscar en el sitio

Notas

Textos

[Libros]
En busca del espectador emancipado 

[Literatura]
Loco por ser salvado 

[Textos]
El fluir de una palabra: una breve disertación derridiana 

[Textos]
No querer ser gobernados así: la relación entre ira y crítica 

[Textos]
¿Pesimismo del intelecto, optimismo del General Intellect? 

Expos

Fotólia

Video

Ariston Aqualtis

00:00:48
0 0 0.0

Sampled Room

00:01:30
0 0 0.0

405nm laser fade out te...

00:01:20
0 0 0.0

Se dice qué!...

Visitas

Inicio » Artículos

Total de materiales en el catálogo: 104
Expuesto materiales: 1-11
Páginas: 1 2 3 ... 9 10 »

Jacques Rancière

 

 

A Jacques Rancière lo conocí hace años. Pero no hablo de un combate cuerpo a cuerpo, sino de un tropiezo con sus crípticos textos. Si a todo cerdo le llega su San Martín, a todo aprendiz de intelectual le llega su incomprensible pensador sibilino. Ése que nos hace sentir estúpidos, torpes y lentos en cuanto a reflejos mentales. No contentos con sufrir de la mano y pluma de Heidegger, Kant o Hegel, ahí está Rancière para demostrarnos que los filósofos todavía existen aunque practiquen la respiración asistida.

 

Libros | Vistas: 1407 | Agregado por: esquimal | Fecha: 13.04.30

Loco por ser salvado
Londres, Viking

Thomas Powers




La corta vida, el gran talento y el último dólar de Jack Kerouac estaban a punto de consumirse cuando la joven escritora Joyce Glassman le compró una cena consistente en perritos calientes y judías un sábado por la noche en Nueva York en enero de 1957. Glassman comprendió que estaba sin un céntimo, pero del resto no se enteraría hasta más tarde. Pensó que Kerouac era hermoso, con sus ojos azules y su piel bronceada. Acababa de volver de pasar sesenta y tres días solo en una de esas torres de vigilancia para detectar incendios en medio de las Montañas de las Cascadas, al noroeste de la costa del Pacífico, donde escribió furiosamente en su diario y se sintió atormentado por sombríos pensamientos de mortalidad. Glassman tenía veintiún años, había nacido y se había criado y educado en el Upper West Side de Manhattan. Había leído la ambiciosa primera novela de Kerouac, The Town and the City, creía en el poder redentor del amor y estaba abierta a prácticamente cualquier cosa. Cuando Kerouac le preguntó si podía quedarse en su casa, situada en la parte alta de la ciudad, ella contestó: «Como quieras»...
Literatura | Vistas: 1139 | Agregado por: esquimal | Fecha: 13.02.24

El fluir de una palabra: una breve disertación derridiana

Gabriela Galindo



Doris Salcedo, Shibboleth, 2007.  


"Y los galaaditas tomaron los vados del Jordán a los de Efraín; y aconteció que cuando decían los fugitivos de Efraín: "Quiero pasar”, los de Galaad les preguntaban: "¿Eres tú efrateo?” Si él respondía que no, entonces le decían: "Ahora, pues, di Shibboleth.” Y él decía Sibolet; porque no podía pronunciarlo correctamente. Entonces le echaban mano, y le degollaban junto a los vados del Jordán. Y murieron entonces de los de Efraín cuarenta y dos mil.”

Libro de los Jueces, [cap. 12]


 Para Derrida hablar no es lo mismo que escribir, pero como en todas sus puntuales anotaciones, sabemos que no se refiere a la simple y obvia diferencia entre la voz y el texto; sino a un complejo sistema de relaciones desde el interior de una lengua que entrelaza la escritura y la fonética; ambas, inseparables de una cultura determinada históricamente y del propio individuo que las expresa. El ser lingüístico, nos guía hacia la revelación de lo que es posible expresar y lo expresado, confrontado con lo inexpresable y lo inexpresado. Voz vs. Texto, su relación y difer(a)ncia, es lo que abordaré en este breve ensayo, atendiendo en particular al elemento que los une: la Palabra; y esa palabra es ‘Schibboleth’.... 


Textos | Vistas: 1762 | Agregado por: esquimal | Fecha: 13.02.09

No querer ser gobernados así: la relación entre ira y crítica
Patricia Purtschert




Ira Chernova, Hallie-Hutchinson, Ben Trovato



Para preparar esta conferencia, tomé un texto muy citado, «¿Qué es la crítica?», de Foucault, entré en una cafetería y me lo leí otra vez de un tirón. Quiso el azar que junto a mí se sentaran dos mujeres que, gracias a algún retazo de su conversación, no me costó reconocer como madre e hija. Ambas se encontraban en un estado que tal vez habría que describir como situación de crisis post-adolescente. A todo lo que decía la madre, ya se tratara de consejos, comentarios o intentos de dirigirse a la hija como amiga, como autoridad paterna o como extraña, ésta replicaba con una enconada resistencia. La hija intentó a continuación hacer frente a la madre con la misma actitud adulta, sabelotodo, aburrida y pausada. Pero por encima de todo estaba agobiada. Y dedicada a una empresa que tal vez podríamos describir como tentativa de no ser gobernada, de no ser gobernada hasta tal punto y de esa manera por su madre, sus padres, su medio, por la sociedad, sus maestras y maestros, la escuela, los centros de formación, las normas y preceptos que tratan de encarrilar su vida.....
Textos | Vistas: 1219 | Agregado por: esquimal | Fecha: 13.02.05

¿Pesimismo del intelecto, optimismo del General Intellect?

Rodrigo Nunes




Image by Helmut newton


""La tendencia no es en ningún sentido una ley necesaria e ineluctable que gobierna la realidad. La tendencia es un esquema general; toma como su punto de partida un análisis de los elementos que van a componer una situación histórica dada. Sobre la base de ese análisis, define un método, una orientación, una dirección para la acción política de masas. […] La razón está preparada para aceptar los riesgos de esta aventura: de hecho la verdad de la tendencia yace en su verificación práctica. […] [El] objetivo fue siempre traducir las previsiones teóricas a la política y a la práctica –y, fundamentalmente, plantear (a este nivel), siempre, el problema de la organización. Entonces, si vamos a ser acusados, seamos acusados no de economicismo sino de un problema genuino, de nuestro retraso en encontrar una nueva solución al problema de la organización. Aceptaríamos tal acusación críticamente y nos abocaríamos a resolverla, dentro y a través del movimiento”[1].
Textos | Vistas: 1505 | Agregado por: esquimal | Fecha: 13.02.05

Susan Sontag y Thomas Mann en 1947

Por Susan Sontag

Traducción de Beatriz Vignoli





[El presente texto, inédito en español, apareció en The New Yorker el 21 de diciembre de 1987. Resulta extraño, pero hasta ahora nunca fue incluido en ninguna recopilación de la autora. En él Susan Sontag narra una visita juvenil hecha a Thomas Mann en 1947, cuando éste vivía con su familia, exiliado, en Pacific Palisades, al sur de California.]

Fuente: Nación apache

Todo lo que rodea mi encuentro con él está teñido de vergüenza.
Diciembre, 1947. Yo tenía catorce años y rebosaba de impaciencia y admiración vehementes por la realidad a la que viajaría una vez liberada de esa larga condena, mi niñez.
Final casi a la vista. Ya en penúltimo año terminaría la secundaria todavía con quince.....


Textos | Vistas: 1346 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.07.30

Federico García Lorca - Arte por encima de todo
·




Queridos amigos:

Hace tiempo hice firme promesa de rechazar toda clase de homenajes, banquetes o fiestas que se hicieran a mi modesta persona; primero, por entender que cada uno de ellos pone un ladrillo sobre nuestra tumba literaria, y segundo, porque he visto que no hay cosa más desolada que el discurso frío en nuestro honor, ni momento más triste que el aplauso organizado, aunque sea de buena fe. Además, esto es secreto, creo que banquetes y pergaminos traen el mal fario, la mala suerte, sobre el hombre que los recibe; mal fario y mala suerte nacidos de la actitud descansada de los amigos que piensan: "Ya hemos cumplido con él".....
Textos | Vistas: 1708 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.07.30

Clarice Lispector, escribir para fracasar

por:
Carlos Yusti





Clarice Lispector, by Mujima.


Con las escritoras sucede que un buen número no alcanzan un siete en la clasificación de belleza, pero a la hora de enfrentarse con las palabras se requiere tenacidad, lectura e inteligencia antes que una cara bonita o un cuerpo para certamen de  belleza.

La escritora brasileña, de origen ucraniano, Clarice Lispector siempre fracturó estos monolíticos parámetros machistas. Era en verdad bella y tenía una inteligencia creativa como pocas escritoras en Latinoamérica. Su talento era proporcional a su belleza, pero al mismo tiempo no estaba interesada en brillar como cuiama, o una viuda negra....
Literatura | Vistas: 751 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.07.30

Artistas perfectos
Javier Marías






Nadie sabe la cara que tuvo Cervantes, y tampoco hay certeza sobre la que tuvo Shakespeare, por lo que el Quijote y Macbeth son textos a los que no acompaña ninguna expresión personal, ningún rostro definitivo, ninguna mirada que los ojos de los demás hombres hayan podido congelar y hacer propia a través del tiempo. Si acaso sólo los que la posteridad ha tenido necesidad de otorgarles, con vacilaciones y mala conciencia y mucho desasosiego, expresión y mirada y rostro que seguramente no fueron de Shakespeare ni de Cervantes.

Literatura | Vistas: 815 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.06.02



Jorge Sainz
Profesor en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid







Yo vine a Princeton a predicar»: en mayo de 1930, cuando pronunció las conferencias patrocinadas por el mecenas Otto H. Kahn en la Universidad de Princeton, Frank Lloyd Wright iba a cumplir sesenta y tres años. Era la segunda opción de los responsables de la universidad, ya que el primer invitado a hablar de la «nueva arquitectura», el holandés Jacobus J. P. Oud, había caído enfermo......

Cultura | Vistas: 823 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.02.25

Los frutos amargos de la dulce ira

PATRICIO PRON





El escritor inglés H. G. Wells definió alguna vez a su colega George Bernard Shaw como «un niño idiota gritando en un hospital». Algún tiempo después, el estadounidense William Faulkner dijo de Ernest Hemingway que no había sido «nunca conocido por usar una palabra que remitiese al lector a un diccionario»....
Literatura | Vistas: 943 | Agregado por: esquimal | Fecha: 12.01.13

Información | Contacto Copyright © 2017